Blog ARG > Artículos Vector C  > A veces, la palabra sí basta

A veces, la palabra sí basta

El principio más profundo del carácter humano es el anhelo de ser apreciado” William James (filósofo y psicólogo estadounidense, 1842 – 1910).

Llegó marzo… para algunos, el “comienzo real” del año y un momento decisivo en las organizaciones. El período de vacaciones de casi todos los colaboradores está cumplido y empiezan a tener mayor frecuencia las reuniones, pensamos en armar nuestros planes de comunicación, definimos objetivos… Frente a una época de tanto trabajo, ¿por qué no iniciar el mes con una sonrisa? ¿Y si lo arrancamos con un lindo gesto hacia los demás?

El 1° de marzo es el Día Mundial del Cumplido. Pero no es necesario salir a comprar regalos, flores o bombones en esta fecha. Simplemente, se trata de apelar a las emociones, de reconocer al otro a través de la palabra; por el cuidado proporcionado por nuestras familias, por el lindo gesto de nuestros amigos, por el consejo dado en el momento justo.

Y esto, claro, también es posible llevarlo al plano laboral. Un cumplido honesto no cuesta nada, y repercute enormemente en quien lo recibe. El estudio “Los efectos de los cumplidos en los sentimientos y actitudes hacia el trabajo de los empleados hoteleros” demostró que los halagos tienen una influencia positiva en las actitudes hacia el trabajo, generan un mayor interés y fortalecen la confianza. En otras palabras, los cumplidos son herramientas muy efectivas para los miembros de una organización para desarrollar un mindset positivo, que se traducirá en contribuciones favorables hacia la organización para la cual trabajan los colaboradores.

Entonces, desde Vector C nos proponemos en este post invitarlos a felicitar a sus colegas por el trabajo bien hecho. Por la ayuda brindada. Por la amistad compartida, esa que traspasa la relación laboral. Por la guía excelente que me proporciona un jefe. Por el apoyo de mi equipo. Por el trabajo de mi proveedor. Por lo cercano que es mi cliente.

El poder de las palabras es impresionante, y puede sorprender el efecto que pueden tener. Entonces, ¿por qué no multiplicamos los halagos y creamos, así, el día más positivo del año? Si en este día cada uno de nosotros dedica cinco minutos a pensar y dar un cumplido auténtico a alguien que lo merece, podemos hacerlo. La energía está en movimiento.

¡Queremos que los cumplidos se viralicen! Les dejamos estas lindas postales para que puedan descargar y enviárselas a quienes consideren que merecen un cumplido. No olviden compartirlas en redes sociales bajo el hashtag #DíaMundialDelCumplido, así más gente se suma a esta linda campaña.

¡A halagar se ha dicho!