Blog ARG > Artículos Vector C  > Comunicación Interna en la mesa chica

Comunicación Interna en la mesa chica

Hay muchas maneras de hacer CI y distintas formas de transmitir mensajes. Pero a menudo olvidamos que no es necesario hacer una gran inversión o gastar fortunas en imprenta, porque contamos con los vehículos inmediatos más eficientes a nuestra disposición: las personas.

En esta oportunidad vamos a compartir el caso de Phoenix, un laboratorio nacional con mucha historia en el país. Empezó como una empresa familiar y fue comprada hace algunos años por la internacional GSK (Glaxo Smith Kline).

GSK llegó a la vida de Phoenix con estándares de calidad de parámetros internacionales. Y esto trajo asociado cambios (uno de ellos fue que el área de RH comenzaría a trabajar en cultura, liderazgo y comunicación) y, por ende, una necesidad muy grande de generar comunicación interna.

A partir de entonces, RH era vista como área estratégica. Una práctica pionera entre las empresas de Argentina hasta hace unos pocos años. Así, luego de un relevamiento previo, fijamos los focos a seguir. Y entendimos que eran los Decisores los primeros que debían conocer el plan de comunicación interna y ser un vehículo del mismo. Porque la comunicación debe comenzar por los líderes.

Con el Gerente de Recursos Humanos en el directorio, vimos la oportunidad perfecta para lograr el nuevo posicionamiento del área y generar el lugar que merece la comunicación. La sugerencia fue realizar una actividad de integración, con él como facilitador. ¿Con qué objetivos? Jerarquizar la CI y lograr que los Decisores fueran el modelo a seguir en términos de comunicación. Que se convirtieran en vehículos inmediatos. Y, de este modo, que posicionaran a Phoenix como organización de vanguardia en lo que respecta a comunicación interna más allá de la palabra escrita.

Como mencionamos antes, no es necesario el gran evento, el show sin precedentes o la inversión descomunal cuando hablamos de este tipo de vehículos. Muchas veces una simple reunión de trabajo basta para alinear mensajes, para acordar rutinas comunicativas y establecer métricas de éxito. En esta reunión en particular, los líderes empezaron a pensar en su FODA, a estipular reuniones más regulares y futuras maneras de comunicarse. Un solo directorio – un único mensaje.

En palabras de Gustavo Bulacio, Gerente de RH:

“Lo más importante en Comunicación Interna es integrar lo que muchos quieren decir separadamente, en un mensaje que transmita el modelo de negocio que la Institución tiene”.

Los líderes se comprometieron a compartir espacios presenciales regulares. A llevar temas más soft a los mismos, y a tener reuniones de negocio trimestrales para mostrar a toda la compañía un espíritu de equipo. El mensaje más potente que una empresa puede dar a sus colaboradores.