Blog ARG > #CasosCI  > #CasosCI: Comunicar el Plan

#CasosCI: Comunicar el Plan

Por lo general, cuando nos contactan para comenzar a trabajar con una nueva empresa, existe un área de Comunicación Interna o una persona responsable de administrarla. Sin embargo, en este caso no era así. Pero sí había mucho compromiso. El desafío era importante. El contexto, prometedor.

Luego de unos meses de trabajo codo a codo con nuestro cliente, se comprendió la importancia del rol. El reconocimiento a la tarea por parte del Directorio. La formalización del área. La definición de una persona responsable. La felicidad 🙂

Comenzaron a dedicar recursos a la Comunicación Interna, posicionándola, y posicionándose a ellos mismos como empresa comprometida comunicacionalmente con sus colaboradores. Un avance enorme para el poco tiempo que había transcurrido. ¡Bien por ellos!

Ir por más

Se decidió comunicar la buena nueva a toda la empresa (¡había que festejar!). Pero no quisimos enviar una notificación para reunir a todos y proyectar una presentación de power point. Decidimos hacer algo diferente y de mayor impacto (¡cuánto más lindo sale todo cuando una organización está comprometida con la Comunicación Interna!).

Sabíamos que queríamos generar visibilidad sin incurrir en gastos extraordinarios. Para esta oportunidad, entonces, se ideó un evento lúdico a modo de búsqueda del tesoro. Esta actividad era perfecta, porque involucraba a toda la organización (al igual que la Comunicación Interna).

Luego de una invitación incógnita-develación, se convocó voluntariamente a los colaboradores a un comedor lleno de disfraces alusivos. La gente comenzó a formar parte; algunos fueron piratas, otros optaron por ser marineros. Había brújulas, mapas, monedas de oro… y ya con todos inmersos en el rol, comenzó la búsqueda.

Las pistas dispersas a lo largo de todo el piso de oficinas hicieron posible que quienes no se hubieran acercado voluntariamente a la actividad, se fueran sumando paulatinamente, contagiados por la energía del resto. Y porque es difícil no seguirle la corriente a un Gerente disfrazado de Capitán Garfio.

Y si bien hubo personas que no pudieron sumarse a la búsqueda activa, todos se enteraron de que algo estaba ocurriendo. Logramos gran impacto en esta acción, con más del 90% de participación de los colaboradores (ya sea buscando pistas activamente, como ayudando al resto a encontrarlas). Y este fue el momento fundacional del área. La Comunicación Interna estaba pasando a ser sustancial, estratégica, vital y transversal.

Obviamente, este fue solo el primer paso. Con el evento logramos sensibilizar, pero después fue necesario sostener el mensaje a lo largo del tiempo para hacerlo presente. Para que pudiera pasar por toda la escala de internalización y terminar generando la actitud correcta, y finalmente el comportamiento.