Blog ARG > Casos CI  > #CasosCI: ¡Cuidado, Smombies sueltos!
Campaña de seguridad e higiene y comunicación interna

#CasosCI: ¡Cuidado, Smombies sueltos!

Se estarán preguntando “¿De qué está hablando? ¿Qué Smombies? y ¿qué tienen que ver con la comunicación interna?”. No nos volvimos locos, queremos asegurarles que tienen que ver y mucho. Los “Smombies” (Smartphone zombies) están por todos lados: chocan con los puestos en la calle, se caen en las fuentes, ruedan por las escaleras y tienen accidentes más graves también (si no nos creen, pueden ver el video al pie de la nota). El hecho de quitar la vista del camino es una problemática común en nuestra sociedad hiperconectada, con tantos contenidos interesantes en la palma de la mano que nos distraen y nos impiden estar alerta mientras avanzamos. Y las empresas no están ajenos a este problema: los colaboradores se desplazan por los pasillos, suben y bajan las escaleras con el celular en la mano, y ¡tienen accidentes laborales!

Resolver este tema fue el desafío con el que se nos acercó el área de Seguridad e Higiene de Avon, una de las empresas de producción y comercialización de cosméticos de la Argentina: necesitaban una campaña de concientización para prevenir esta clase de accidentes en el ámbito laboral (que ya se venían produciendo en la organización). Y ahí las ideas empezaron a arremolinarse en nuestras cabezas, una más disparatada que la otra, pidiendo pista.

Sin embargo, no se trataba de ideas sueltas “sin marco teórico”. Es bien sabido que, para sensibilizar y concientizar, se necesita la atención. Por este motivo, “agentes de seguridad” irrumpieron en la compañía para “multar” a los smombies con divertidas consignas y “premiar” a los atentos. Todos recibieron un sticker para el celular y flyers que ayudaron a la recordación de las pautas de circulación en el lugar de trabajo y también en la calle. La activación escenificada se enmarcó en una serie de actividades y contenidos diferenciados que fueron aprovechados y difundidos en todos los vehículos internos disponibles. 

Pero eso no fue todo: para sostener la campaña en el tiempo, las activaciones fueron replicadas… pero esta vez por los líderes de la compañía disfrazados de los famosos agentes de seguridad a la caza de smombies. ¡Líderes involucrados, y en algo tan divertido, es dos veces bueno!

Como resultado, por el resto del año no hubo ningún accidente de causa similar en la compañía, y los colaboradores al día de hoy recuerdan la campaña como una de las más divertidas.