Blog ARG > Entrevistas  > CI en Zapatillas  > #CIenZapatillas: Delfina Tillous

#CIenZapatillas: Delfina Tillous

En una nueva charla descontracturada sobre Comunicación Interna, nos acompaña hoy Delfina Tillous, quien se desempeña desde hace más de 8 años en el área de Comunicaciones de los laboratorios Elea Phoenix. Delfina se animó y ya es la segunda colaboradora de esta empresa en contestar #CIenZapatillas, ¡para no quedarse atrás!

Si vos también querés participar de esta sección (¡a la que cada vez se suma más gente!) y contarnos tus puntos de vista sobre la Comunicación Interna, escribinos a info@vectorc.com con tus respuestas, incluyendo tu nombre, organización para la que trabajás, cargo y tiempo que hace que lo ocupás. ¡Queremos leerte!

Pero volviendo a Delfina y sus respuestas, que son lo más importante hoy, siguen a continuación. ¡Que las disfrutes!

 

¿Una imagen vale más que mil palabras?

Sí; muchas veces es mejor usarla para expresar lo que queremos decir, aunque siempre creo que está bueno acompañarla con un mensaje para dejar en claro lo que queremos transmitir. La imagen nos ahorra muchas palabras y genera más y mejor impacto la mayoría de las veces.

¿Cuál es el desafío del comunicador interno?

Identificar a tus audiencias y saber cuál es la mejor forma de dar un mensaje adecuado para ellas.

¿Qué es lo más importante en Comunicación Interna?

Creo que poder aprender a escuchar las necesidades de las personas.

¿Qué consejo le darías a alguien que recién empieza a trabajar en Comunicación Interna?

Uf, ¡qué difícil! Todavía me considero “nueva” en esto de hacer Comunicaciones. Le diría algo que me dijeron cuando recién arranqué: “hablá con las personas, preguntá, repreguntá sin miedo y tratá de entender qué es lo que verdaderamente te están diciendo, aunque no lo digan. Sobre todo, escuchá”

¿En qué otra área te hubiera gustado trabajar si no fuera Comunicación Interna?

Creo que encontré el área que siempre me interesó y no lo sabía. Trabajé anteriormente en otras áreas que no estaban relacionadas con Comunicaciones y hoy me doy cuenta de que era lo que más me gustaba.

¿Una frase de menos de 140 caracteres que se te ocurra en este momento?

Siempre me gustó la frase “viví y dejá vivir” (en contraposición a la famosa canción); creo que habla sobre ser tolerante, solidario y no hacerle mal a nadie.

“Lo más importante de la comunicación es escuchar lo que no se dice”. ¿Qué pensás?

No sé si es LO más importante, creo que es un conjunto de cosas que no pueden funcionar una sin la otra, pero sí es una de las principales. Creo que es uno de los grandes desafíos que tenemos hoy los comunicadores; distinguir el mensaje que nos quieren decir a través de las palabras, aunque no lo estén diciendo.

Ping pong final: Por favor, elegí una (¡o más!) de las siguientes preguntas y contestala.

¿Mate, té o café? Café toda la vida

¿Madrugar o trasnochar? Trasnochar, ¡odio despertarme temprano!

¿Una cábala? No tengo cábalas, pero sí TOCs; son tantos ¡que no sabría por cuál empezar!

¿Un toc? ¡Juro que no había leído esta pregunta cuando contesté la anterior! TOCs tengo miles; creo que del que más se ríe y se asusta la gente cuando lo cuento es que cuando pongo la alarma del celular para despertarme tengo que chequearla varias (varias) veces y repetir en voz alta la hora programada. Si no lo hago, no me duermo.