Blog ARG > Artículos Vector C  > Comunicación Interna en Marruecos (CI en el mundo)

Comunicación Interna en Marruecos (CI en el mundo)

Sabemos que la comunicación interna, si bien es una disciplina nueva, se genera en absolutamente todas las empresas, esté o no formalizado su rol. Sin embargo, no todas las organizaciones (aun así aquellas que realizan una gestión planificada de la CI) tienen noción de la magnitud de sus comunicaciones, menos aún en comparación con otras empresas. Afortunadamente, muchos países tienen organismos que nuclean a todos los profesionales interesados en la disciplina y se encargan de realizar mediciones para conocer el estado de situación de la materia.

En relación con esto, buscando estadísticas para investigar cómo estaba posicionada la comunicación interna en el mundo nos topamos con un informe realizado por la Asociación Marroquí de CI: el 1er. Barómetro de CI en su país. A continuación, tradujimos los principales emergentes, porque nos parece fundamental saber dónde estamos parados como disciplina (en este caso, dónde se para Marruecos) para saber qué tenemos por delante, qué esperar de la CI, qué buenas prácticas están llevándose a cabo y cuáles son las principales dificultades que podemos llegar a enfrentar. Con ustedes, los resultados.

VC_Clen Marruecos_v2-02
El perfil de la función

La comunicación interna es una función joven, profesional y que va tomando forma. Su gestión, similar a lo que se da en la Argentina, está dada mayoritariamente por mujeres (3 de cada 4) de entre 31 y 40 años (59% de los casos) con formación inicial predominantemente en comunicación y marketing (38%) y que han realizado funciones variadas dentro de las organizaciones (4 de cada 10 encuestados ha realizado otras funciones–marketing, comunicación externa, prensa o RH).

En un 50% de los casos, la gestión de la CI no es la única responsabilidad de estos colaboradores, debiendo ocuparse además de otros asuntos relacionados con la CE de la organización. A pesar de esto, la función tiene una dependencia estratégica, reportando directamente a la Dirección General; un tercio de los encuestados (Dircom o Directores de RH) forma parte de la Co-dirección de las organizaciones. Este dato en particular es verdaderamente alentador, ya que posiciona al comunicador interno como un aliado estratégico de los Decisores, aquellos que se encuentran en la cúpula.

Una disciplina que crece, con una misión definida

Dos tercios de los entrevistados dicen tener un presupuesto específicamente asignado para CI y un equipo compuesto por entre 2 y 4 personas en casi la mitad de los casos. Esto nos demuestra que, al asignarse recursos formalmente, la disciplina crece, se posiciona y toma cada vez más relevancia. En línea con este emergente, se revela que el 70% de las empresas tiene una estrategia de comunicación interna definida (ya sea formal –por escrito- o informal) y el 50% de los casos evalúa la gestión de su comunicación (la mide) y posee indicadores de eficacia (esto es tan alentador que tuvimos que revisar más de dos veces las estadísticas para ver si estábamos traduciendo mal).

En relación con la misión principal de la CI, más del 60% de los comunicadores considera que es a la vez dar a conocer mejor la estrategia / los objetivos de la empresa para todos los colaboradores y generar una cultura / identidad común. Una gran parte de la actividad (más de un tercio del tiempo de trabajo de los comunicadores internos) está consagrada hoy por hoy a la producción de información y relevamiento de mensajes de la Alta Dirección. En todos los casos, la función se para más fuertemente en las necesidades de información que en la de dar asesoramiento al management o la función de escucha a los colaboradores (¡ya sabemos dónde está el puntito para mejorar!).

La importancia de la comunicación inmediata

En un 94% de los casos, el lugar otorgado para la comunicación “relacional” es muy importante. Tal como sostenemos constantemente, la buena comunicación interna no puede basarse solamente en vehículos
mediatos
, donde hay un soporte de por medio, sino que debe ser una combinación de la palabra oral con la palabra escrita. Solo la primera logrará penetrar en la escala de internalización de los colaboradores, pasando del mero conocimiento o recordación de un tema a la actitud favorable, el compromiso y hábito.

Por el lado de las comunicaciones escritas, el afiche sigue siendo el rey, con un 75% de usabilidad. Sin embargo, hay otros vehículos muy dispuestos a competir por ese lugar de predominancia: crece el uso de las intranets (empleadas en un 65% de los casos) y de los newsletters (57%). Por debajo, con una frecuencia del 49% están los afiches digitales, que no pierden las esperanzas.

Las principales barrerasCI en Marruecos

En materia del desarrollo de la disciplina, si bien viene creciendo, existe una traba principal: la retención de la información (38%) y la dificultad para implicar al management (29%). Los resultados apuntan fuertemente a una falta de transparencia, que alienta la propagación de los rumores en todas las compañías (pasa en todos lados, ¿vieron?).

Además de la necesidad de continuar explorando nuevos métodos ligados al desarrollo de la comunicación interna digital (62%), los encuestados desean más que nada poder implicar a sus managers en la disciplina (52%): consideran que la consecución de este punto le dará legitimidad al comunicador interno, generará mayor profesionalización y reconocimiento de su función.

Para acceder al informe completo en su idioma original, podés hacer click aquí (no apto para los que no entiendan francés) 

*Estudio realizado por MACOM’IN junto con Inergie del 21 de diciembre 2015 al 31 de enero 2016 en más de 60 profesionales de la función de comunicación interna, en 50 empresas de Marruecos.