Blog ARG > Artículos Vector C  > Comunicación Interna Creativa

Comunicación Interna Creativa

La siguiente situación te será seguramente conocida si trabajás en comunicación interna, ya sea como consultor independiente o si estás a cargo de la gestión del área dentro de una organización: hay un mensaje importante que comunicar, te piden que seas original, que no uses los vehículos o canales tradicionales, que impactes. Pero claro, no te asignan presupuesto extra y sólo te quedan unos pocos recursos económicos para gastar en lo que resta del año. ¿Cómo hacer, entonces, para aplicar la creatividad en comunicación interna?

think-outside-the-boxEs sabido que todo lo que decimos, lo que hacemos y lo que omitimos está enviando mensajes constantemente. Es decir, todo, absolutamente todo, es comunicación: tenemos por ende el desafío de gestionarla para que nuestros receptores sientan que son importantes, valorados, que cada mensaje fue pensado específicamente para ellos y que, por ende, se abran a recibirlos.

Un mensaje creativo (ya sea desde su contenido o desde su vehiculización) siempre tendrá un impacto muy superior a uno que se comunica siempre de la misma manera, y no necesariamente un mayor costo. La creatividad implica romper con la rutina, eludir la burocracia, evitar lo esperable y sorprender a nuestra audiencia, a pesar de que lo que estemos comunicando ya sea conocido por ella. Es esta nueva forma de comunicar la que llamará la atención, por lo que lograremos que el mensaje llegue a destino (o al menos estaremos más cerca del éxito).

Lo cierto es que la creatividad puede nacer en el lugar menos esperado, de la forma menos pensada. La creatividad se contagia, se potencia, se expande. Cuando desde un área se comunica un mensaje creativo o divertido, las otras áreas se esforzarán en alcanzar la vara impuesta. De lo contrario, se corre el riesgo de enfrentar los desafíos con las mismas soluciones de siempre (y por ende, con los mismos resultados). Jamás hay que desatender la creatividad de todo aquello que comunicamos; por eso, desde comunicación interna debemos esforzarnos para incentivar la creatividad de los demás, para evitar a toda costa que el pensamiento de nuestros compañeros (el de la organización en sí) se vuelva unidireccional y uniforme. Que no se malinterprete: ser creativo no es sacarle seriedad a un tema. Pero un tema serio será mucho mejor recibido si se comunica de una manera original.

Inmersos como estamos en un mundo lleno de estímulos y de información que nos abruma, compitiendo contra miles de mensajes de todo tipo, es muy difícil abrirse camino y lograr la atención de nuestros receptores. Si no aplicamos la creatividad a aquello que queremos decir, la carrera estará perdida desde el punto de partida. Hablo de punto de partida porque que un mensaje sea innovador y rompa con lo establecido no asegura el éxito del mismo, pero al menos habremos comenzado a competir. La suerte del mensaje quedará luego en manos del plan que lo sustente detrás (cada mensaje deberá ser parte de una debida planificación que lo contenga, planificación que forma parte del área tangible, aquello sobre lo que podemos operar) y en una gran medida, en la predisposición de los destinatarios para recibirlo (el área sensible o aquel “lugar” dentro de cada colaborador, al que no podemos acceder). 

Puntualmente, ¿qué podemos hacer para estimular la creatividad de nuestras comunicaciones?

¡Pensá fuera de la caja!

-A todos nos gustan las historias. De chicos, para transmitir información, nos contaban las cosas en forma de cuentos o de fábulas. Hoy este tipo de transmisión está muy en boga en las organizaciones, y se lo denomina storytelling; es un recurso para comunicar temas corporativos de una forma menos “dura”. Animate a contar historias.

-La experiencia nos dice que cuando uno forma parte de un proyecto, lo hace propio, lo internaliza, estará involucrado en su resultado. Por ende, hará todo lo posible por que sea exitoso. Hacer partícipes a los colaboradores de nuestros proyectos, pedirles sus opiniones, anticiparles futuras acciones, armar brainstormings inter-áreas, puede ser una excelente forma de fomentar la creatividad a nivel empresarial que luego será utilizada en nuestras comunicaciones.

-No descartes ninguna idea de entrada. Tomá nota de todo aquello que se te ocurra. Como mencionamos al principio de este artículo, tal vez no sea aplicable al proyecto puntual que estés queriendo comunicar, pero puede servirte para el que viene o ser el punto de partida para una idea superadora.

– Cuando llegues a la primera idea, considerá descartarla; suele seguirle una superadora, no termines el proceso creativo inmediatamente.

-Siempre podés pedir la ayuda de los expertos. El trabajo en conjunto es fundamental, por eso no dudes en hacer comunicación cross, contactar a las áreas de marketing o publicidad de la empresa, pedir una mano o pedir su opinión o invitarlos al momento en que se ponen las ideas sobre la mesa.

creatividad-Evitá los clichés y las fórmulas trilladas. Que haya funcionado una vez no significa que vaya a servir siempre, sobre todo porque una vez conocido el recurso, el mensaje perderá impacto.

– Mirá imágenes, recorré videos, escuchá música, navegá por blogs y sitios interesantes, explorá Pinterest, mantenete atento a estímulos que no necesariamente estén relacionados con el tema en cuestión. En este sentido, te contamos una intimidad: nosotros estimulamos nuestra creatividad en algo que denominamos CFridays (que trae la C de Vector C, pero en verdad significa Creative Fridays o viernes creativos). Como su nombre lo indica, usamos este hashtag en redes sociales cuando algo nos inspira, nos causa gracia, nos motiva. Además, en una muy divertida cadena de mails interna (entre consultores, psicólogos, diseñadores, editores, redactores, incluso el contador), nos enviamos estos contenidos para compartir todo aquello que estimula nuestra creatividad. Tal vez nunca lo lleguemos a aplicar a nuestras tareas, pero tal vez sí. Porque así surge la creatividad, y por eso siempre intentamos fomentarla y compartir esas ideas que nos resultan originales. Quien sabe, el día menos esperado podamos aplicarlas a algún proyecto.

Alentemos a nuestros clientes internos para que puedan explorar y desarrollar toda su creatividad. Recuerden que la misma crece exponencialmente. ¡Los invitamos a seguirnos en twitter (@vector_c_) y a sumarse a nuestro #CFriday!