Blog ARG > Artículos Vector C  > Un taller fuera del molde

Un taller fuera del molde

La frase de Einstein “si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”, también aplica a la CI.  Porque cuando los mensajes son comunicados siempre de igual manera (en términos de contenido o vehiculización), su impacto tiende a diluirse. Entra en juego entonces un gran recurso: la creatividad. ¿Por qué es importante aplicarla en las empresas? ¿De qué manera hacerlo? Débora Najnudel, especialista en la materia, nos comparte sus ideas sobre creatividad organizacional.

¿Cómo se vinculan creatividad y comunicación interna?

Desde chicos tendemos a creer que los trabajos creativos son para los actores, publicistas, escritores o guionistas, y estamos cómodos con que estas “ideas locas” queden encerradas en la tv, en el escenario o en un libro. También nos enseñan que pensar distinto está mal, que las fórmulas probadas no deben tocarse, y que el ridículo será nuestra recompensa si hacemos lo contrario.

Pero lo cierto es que la creatividad no es sólo para la tele o para la ficción, y puede traspasar esas barreras fácilmente si se lo intenta, si se ejercita, si se la lleva al seno de la empresa. Aplicarla a las campañas internas o incluso a las comunicaciones diarias es un excelente recurso para transmitir un mensaje con mucha más fuerza.

Risas e ideas muy creativas en este taller

Risas e ideas muy creativas en este taller

A nuestro alrededor tenemos a disposición un montón de herramientas para estimular la creatividad, de hecho estamos rodeados de posibilidades creativas las 24 hs. del día, totalmente aplicables a la CI (y a la vida en general), solo que no las vemos. ¿Por qué? La respuesta es que estamos tan inmersos en nuestra cotidianeidad que no podemos distinguirlas. Para Débora, es crucial usar todas estas herramientas en las empresas en cualquier actividad que se lleve adelante, pero sobre todo en la planificación de la comunicación interna y las acciones subsiguientes. Poder usar la inventiva y la espontaneidad en la manera de transmitir y en el armado de una campaña favorecerá el éxito de la misma, porque el mensaje llegará mejor. Su impacto será mayor, por ende también la recordación del mensaje, y el esfuerzo quedará compensado.

Sin embargo, ¿cómo hacemos para desaprender lo que tan internalizado tenemos (el miedo al error, al ridículo, a pensar diferente) y fomentar la aparición de nuevas ideas? Don´t panic: existen talleres para tal fin.

¿Es rentable ser creativo?

La creatividad aplicada puertas para adentro de la organización puede generar un retorno de la inversión. “Hoy las empresas están muy abocadas al avance tecnológico, lo cual me parece correcto ya que estos recursos son importantes para subsistir en esta era 2.0. Pero creo que se está descuidando o falta reactivar la llama interior, ya que la creatividad se potencia: su aplicación en las empresas fogonea el interés continuamente para que los colaboradores estén mejor dispuestos a recibir y comprender la información que se les transmite y puedan, a su vez, generar mayor rentabilidad a la compañía”.

¿Cuál es la importancia de estos talleres?
Si querés saber más, escribinos a college@vectorc.com

Si querés saber más, escribinos a college@vectorc.com

Según Débora, las empresas se basan en la intuición mucho más de lo que están dispuestas a admitir, porque es un condimento indispensable para dar inicio a cualquier estrategia. Sin embargo, en la vorágine cotidiana no se le da la importancia suficiente a estimular y desarrollar la creatividad. Por eso es que desde Vector C desarrollamos este taller para alentarla. Propone estimular el hemisferio derecho de nuestro cerebro; es rico en herramientas y ejercita la intuición y la percepción a través de juegos y técnicas de creatividad que pueden ser aplicadas a situaciones netamente operativas de las labores diarias.

“El ser humano no es una caja por la que entran necesidades y sale creatividad. Es importante dedicar tiempo a pensar un problema, no dejar de lado las preguntas, cuestionarse las cosas, volver a ser niños con la imaginación a flor de piel (¿o acaso nosotros no fuimos chicos llenos de creatividad e ideas fantásticas alguna vez?). Aflojar las presiones y recuperar la capacidad de asombro, equivocarse, y cuidar los contextos donde se construyen las ideas”, afirma nuestra especialista.

¿Te animás?

Desafiate, divertite y atrevete a pensar fuera de la caja con este taller de creatividad adaptado a las necesidades puntuales de tu organización. Escribinos a college@vectorc.com para recibir más información.