Blog ARG > Artículos Vector C  > Cuando la comunicación interna grita

Cuando la comunicación interna grita

Hay ocasiones en las que la comunicación interna deja de ser tal y trasciende los límites de la empresa que la contiene. Casos en los que deja de susurrar y grita tan fuerte que es advertida no solo por todos sus empleados, sino por miles de personas fuera de la organización. Cuando esto sucede, más vale que el grito sea positivo.

Afortunadamente, hay gritos que emocionan, y que se constituyen en actos de comunicación interna y externa a la vez. No necesitan ser rebuscados, no son pretenciosos. No implican eventos lujosos, grandes escenografías ni inversiones gigantes. Son tan simples, pero tan lindos, que logran transmitir el mensaje más potente y emocionante posible. Porque a veces las ideas más sencillas son las más efectivas, las que dan en el clavo, las que no fallan.

Estamos acostumbrados a pensar que es la empresa la que comunica a los empleados. Pero éstos también se expresan ante la organización, y constituyen una enorme fuente de comunicación interna. Como en este caso, un verdadero acto de comunicación ascendente, en donde todo el personal (desde las costureras hasta los directivos) quiso expresar su agradecimiento para con el CEO de la empresa, Amancio Ortega, (líder de Inditex, conformada por Zara entre otras), en su 80° cumpleaños. Y este hombre, la 2da persona más rica del mundo, se quedó sin palabras ante tan fuerte comunicación y solo pudo expresar su emoción a través del llanto.

A continuación, el video del evento. Un enorme ejemplo de comunicación interna que grita.

[youtube height=”HEIGHT” width=”WIDTH”]PLACE_LINK_HERE[/youtube]