Blog ARG > Comunicación Interna  > Cuando la Comunicación Interna se convierte en Comunicación Externa

Cuando la Comunicación Interna se convierte en Comunicación Externa

cellaDespedidos antes de comenzar a trabajar ¡por culpa de Facebook y Twitter!

Recientemente se han conocido dos casos, acontecidos en USA, en los cuales el comportamiento dentro de las redes sociales fue motivo de desvinculación.

Cella es una joven texana que, poco después de una entrevista de trabajo para un puesto en una pizzería de Mansfield, recibió una llamada telefónica informándole que había sido contratada.

En lugar de celebrar la noticia, ella publicó en Twitter: “… mañana empiezo en ese trabajo de m*#¥ØĦŒŦŧƔƛƢƺƣǂ…”.

Robert Waple, jefe de la pizzería, leyó su comentario y le respondió: “… no vas a empezar en ese trabajo de m*#¥ØĦŒŦŧƔƛƢƺƣǂ. Acabo de despedirte. Buena suerte con una vida sin dinero y sin empleo…”.

La joven no creyó que la respuesta fuera cierta y llamó al local, donde le corroboraron el despido. Su reacción siguiente fue publicar la imagen de una mujer arrojando dinero al aire junto al comentario “Esta soy yo”.

La historia concluye con una última intervención de quien hubiese sido su jefe: “Anotar los pedidos telefónicos, preparar ensaladas y comer pizza gratis. ¿Qué tan duro habría sido eso?”

En el mismo estado (Texas) pero en a través de otra red social (Facebook) Kaitlyn Wells, de 27 años, publicó: “… Empiezo un nuevo trabajo pero la verdad es que odio trabajar en guarderías. Odio estar rodeada de niños…”.

A diferencia de Cella, que recogió sonrientes emoticones por parte de sus seguidores, Kaitlyn recibió muchísimas críticas.

Dada la negativa repercusión que tuvo su comentario, la protagonista de este caso, publicó disculpas. No obstante, no pudo recuperar el trabajo que nunca llegó a comenzar.

¿Comunicación Interna?

Si bien en estos casos el contacto de las personas con las empresas fue únicamente una entrevista, hechos como estos nos llevan a replantearnos varias cuestiones acerca de cómo la comunicación interna cada vez tiene menos distancias con la comunicación externa.

¿Qué relevancia estratégica le estamos dando al proceso de reclutamiento y selección? ¿Qué injerencia tenemos sobre ella los responsables de comunicación interna siendo que se trata de la primera acción CI que tenemos con cualquier persona que luego pasa a formar parte de los colaboradores de la organización?

¿Qué tanto sabemos acerca de lo que los colaboradores comentan sobre la organización en las redes sociales? La organización ¿debe monitorear esas conductas? Y ¿qué puede hacer si lo que observa no es de su agrado?

La imagen externa de una organización ¿puede ser dañada por la opinión de un colaborador o aspirante a serlo? ¿Es necesario que cada organización deje en claro la conducta que espera de sus colaboradores en redes sociales? ¿Tiene el derecho a dictar reglas sobre este comportamiento?