Blog ARG > Artículos Vector C  > Día del niño: una nueva ocasión para encontrarnos

Día del niño: una nueva ocasión para encontrarnos

Se sabe que en comunicación interna los espacios para compartir en equipo no deben jamás desaprovecharse. Y si bien es cierto que las posibilidades son muchas, a veces no resultan tan obvias. En cualquier caso se trata de estar atentos, conocer los intereses de los colaboradores y sobre todo: atreverse cada tanto a salirse de lo establecido.

Con motivo del día del niño muchas empresas suelen limitarse a regalar un voucher obsequio para los hijos de los empleados. Claro que eso puede estar muy bien –de hecho se trata de un buen gesto- pero, ¿no es posible ir más allá y aprovechar la oportunidad para generar algo diferente?

A lo que vamos: con un poco de creatividad fechas como estas pueden derivar en actividades que fomenten la integración y abran un espacio distinto para generar empatía con los otros, contribuyendo a romper barreras que se forman entre los integrantes de diferentes áreas que suelen aislarse en sus tareas diarias.

Si se decide invitar a los chicos puede ser un momento inmejorable para sumar el contacto con las familias de los colaboradores y “equilibrar” la vida familiar y profesional. En ese caso se pone en juego la personalidad de cada empleado, dando la oportunidad de que los hijos entiendan a qué se dedican sus padres. Ellos, a su vez, pueden mostrarles lo que hacen todos los días incrementando su orgullo de pertenencia.

Pero también existe la opción de no invitar a los chicos y celebrar así y todo la fecha, incitando a los adultos a que festejen como si fueran niños.

En  Vector C, les proponemos a  nuestros clientes animarse a generar un evento de comunicación interna, conformar un gran momento para “sacar” ese niño que todos llevamos dentro y contribuir a la vez al cumplimiento de los objetivos de la organización.

Con chicos o sin ellos, este año una de las propuestas es Poolball: