Blog ARG > Trends  > Employer Branding: ¿Comunicación Interna o Externa?

Employer Branding: ¿Comunicación Interna o Externa?

¿Qué entendemos por Employer Branding? Por lo general, lo primero que se cree es que es una función que tiene asignada el área de Recursos Humanos con el desafío de atraer nuevos talentos a la organización. Hasta hace algún tiempo, se consideraba que esta función pertenecía al ámbito de las Comunicaciones Externas, simplemente porque no se tenía en cuenta que el público interno también formaba parte de la “publicidad” de una organización. Pero, ¿cómo atraer a los mejores talentos si los propios colaboradores no hablan bien de la empresa para la cual trabajan?

El Employer Branding tiene también un segundo desafío que no siempre se tiene presente; el de retener a aquellos colaboradores que ya trabajan en la empresa. Se dice que para el 2020 (ya casi estamos) el 40% de la población será millennial. Una de las características más representativas de este grupo etario es que buscan constantemente nuevos retos, se aburren rápido, no quieren “hacer carrera” en una única empresa, sino que prefieren ir saltando de puesto en puesto, hasta de país en país, buscando nuevos retos que les permitan crecer y desarrollarse.

El segundo de los desafíos mencionados del Employer Branding, entonces, se presenta cada vez más difícil: ¿cómo retener al talento en nuestra organización? Saber comunicarse con ellos podría constituir una de las claves. ¡Hablar su idioma! Y es aquí donde la Comunicación Interna vuelve a jugar un rol fundamental dentro de este proceso.

En cuanto a las comunicaciones presenciales, podemos contarles a los colaboradores historias de éxitos y fracasos, que inspiren. Que hablen los líderes desde un lugar más humano; con aciertos y errores, contando experiencias personales, haciendo storytelling. En cuanto a las comunicaciones mediatas, ser breve, ir al punto. Comunicarse en gifs, en emojis y en 140 caracteres (aunque ahora twitter los extendió a 280, por lo que tenemos una yapa). Y en cuanto al ida y vuelta, hacerlos partícipes de las comunicaciones. Permitirles opinar. ¡Los millennials se involucran mucho cuando se sienten parte!

Otra de las características conocidas de los millennials es que suelen comprometerse profundamente con las marcas o instituciones que comparten las causas que ellos persiguen, y se identifican con ellas. Entonces, ¿no será la comunicación de estas causas una de las principales cuestiones a comunicar? Generar un vínculo emocional con nuestra audiencia relacionado con estos temas de interés puede llegar a ser parte de la solución. ¿Qué hace la organización para cuidar al planeta? ¿Se involucra con la sociedad en la que está inserta? ¿Tiene un programa de RSE? ¡No todo es la comunicación de beneficios! Aunque, claro, no debe ser dejada de lado.

En resumen, campos que antes eran exclusivos de la CE hoy son cada vez más tenidos en cuenta por las organizaciones como parte del plan de CI. Que viva este cambio.