Blog ARG > Artículos Vector C  > Empoderar al colaborador

Empoderar al colaborador

En los últimos días salieron publicadas diversas entrevistas a Laszlo Bock en varios medios, entre ellos el diario “La Vanguardia” de España y “La Nación” de Argentina.

¿Pero quién es Laszlo Bock? Es nada más y nada menos que el vicepresidente Sr. del área de Gestión de Personas en Google, y recientemente publicó su libro “La nueva fórmula del trabajo”, obra que, entre otras cosas, brinda varios ejemplos de organizaciones con resultados exitosos gracias a la valoración y la escucha de sus colaboradores. Obviamente, también describe el caso Google, y proporciona máximas para implementar en cualquier organización.

Quizá la más interesante sea la que sigue: “Despoje de poder a los directivos y déselo a los empleados”. ¿Qué quiere decir el autor con esto? Bock plantea que un empleado que puede tomar sus propias decisiones –esto es, trabajar en libertad- será mucho más productivo para la organización. De esta manera, “empoderar” a los colaboradores estimula su creatividad y la empresa se convertirá inmediatamente en un buen lugar para trabajar, atrayendo a los mejores talentos.

A continuación, extraemos algunas citas:

“Los planes de negocio mejor concebidos fracasan cuando los empleados no creen en ellos”.

Desde Vector C adherimos completamente con esta sentencia. Según nuestra metodología de trabajo, es el involucramiento y la participación por parte de los colaboradores lo que nos permite alcanzar el retorno que espera la organización de su parte. Es por eso que los empleados tienen un poder muy grande dentro de las organizaciones: de ellos dependerá el éxito o el fracaso de las estrategias definidas.

“(la cultura y la estrategia) funcionan juntas y no creo que una sea suficiente por sí sola. Si uno tiene una gran cultura pero no tiene estrategia, va a quebrar. También puede tener una estrategia buenísima y ganar mucho dinero, pero tratar muy mal a la gente. (…) Poseer una buena cultura hace que las probabilidades de tener éxito sean mucho mayores”.

Este extracto se relaciona mucho con los focos de nuestro sistema de gestión. ¿Qué son los focos? Son aquellos temas principales (definidos por la organización) a comunicar a lo largo del año, y se desprenderán, obviamente, de la estrategia de negocio implementada. Entonces, es imposible hacer Comunicación Interna sin estrategia y sin focos definidos -de lo contrario, ¿qué saldríamos a comunicar?- pero a la vez, no podemos comunicar solo estrategia, dejando de lado la cultura. La cultura de una organización es lo que nos distingue, lo que nos hace únicos, lo que nos amalgama entorno a nuestro trabajo y nos hace sentir parte de la empresa para la que trabajamos.

Los focos manifiestan el qué, mientras la cultura establece el cómo. Comunicar, decidir, hablar y escuchar en consecuencia es la cuestión.

 

Por: Florencia A. Giaquinta

Ejecutiva de cuentas en Vector C y Lic. en Comunicación Social con orientación Institucional. Posee una amplia trayectoria  trabajando en consultoría y es especialista en Comunicación Interna. Su pasión: leer y viajar, el orden es indistinto.

ar.linkedin.com/in/FlorenciaGiaquinta