Blog ARG > Artículos Vector C  > Los superhéroes de la Comunicación Interna

Los superhéroes de la Comunicación Interna

Una psicóloga y una ilustradora ingresan a un salón. Llevan consigo una máquina maravillosa. Un artefacto increíble, que potencia las fortalezas de toda persona que se anime a expresarlas en papel. Un dispositivo único, al que, según pudimos comprobar, denominan “acelerador de protones”.

En el salón también hay otras personas. Miembros del equipo de comunicación de TECHO (ex “Un techo para mi país”), que se reunieron con el fin de poder armar su Plan de Comunicación Interna anual. En este punto es importante hacer un paréntesis: que una ONG le dedique tiempo y recursos a la Comunicación Interna es algo totalmente destacable. Significa que comprenden la importancia del rol. Que tienen una visión mucho más amplia de la CI. Saben que si están bien comunicados hacia adentro, eso repercutirá en el afuera.

Para poder ayudarlos a confeccionar su plan, nuestro objetivo fue lograr que comenzaran a percibirse como un vehículo propio, presencial e inmediato. Porque aun teniendo el mejor house organ del mundo, si no se logra llegada a la organización (sobre todo teniendo en cuenta la naturaleza de esta institución en particular) no hay plan de CI que pueda ser efectivo. Era necesario recordarles que ellos mismos eran potentes y potenciales vehículos de Comunicación Interna. Y es por este motivo que la psicóloga y la ilustradora se encontraban ese día en ese salón con su innovador artefacto.

Poner la máquina en marcha

¿Qué hace el acelerador de protones? Si bien parece un artefacto complicado, su rol es simple: pone la mirada en los colaboradores. En este workshop se le solicitó a cada uno de los participantes que mencionaran sus principales fortalezas y debilidades. Como herramientas muy fuertes y efectivas, aunque hasta el momento ocultas.

A continuación, dichas características fueron introducidas en el acelerador. Como emergente de este original invento, tanto fortalezas como debilidades fueron potenciadas. El trabajo de la psicóloga y de la ilustradora fue traducir a una imagen cada una de los resultados obtenidos.

La liga de la Comunicación Interna

La hora de revelar las imágenes es la más divertida. Porque luego de pasar por el acelerador de protones, lo que sale de ahí dentro es un superhéroe, que unido al de cada uno de los colaboradores de área conforma la liga de la Comunicación Interna.

Fue una jornada súper disruptiva, ya que no fue una reunión más para hablar de los vehículos usuales sino que se puso la mirada exclusivamente en ellos. De esta manera, pudieron hacer conscientes sus fortalezas y debilidades para armar su propio plan de CI. ¿Con quién no tengo la suficiente llegada? ¿Qué área es clave para el proceso comunicativo? ¿En qué punto tengo dificultad? ¿Dónde tengo que hacer más fuerte mi propia comunicación? Solo luego de contestadas estas preguntas se analiza el house organ, el newsletter, la cartelera. Pero el Plan de Comunicación Interna debe empezar por uno mismo.