Blog ARG > Artículos Vector C  > De niños a adultos, y viceversa

De niños a adultos, y viceversa

Cada día es una oportunidad para transmitir los valores de la empresa, para establecer mejores vínculos, reforzar una idea o humanizar la comunicación. ¿Por qué, entonces, no prestar especial atención a algunas fechas especiales?

Se viene el día del niño, una chance maravillosa para comunicar distinto. Y cuánto (pero cuánto, en serio) deberíamos aprender de los chicos. Intentar ser más creativos, explotar nuestra imaginación, comunicar sin barreras, ser desafiantes de lo establecido. ¿Cómo podemos aprovechar este día en términos comunicacionales?

Trabajá el equilibrio entre la vida personal y la vida laboral

Abrirles las puertas de la empresa, invitarlos a conocer el lugar en el que trabajan papá o mamá (o la tía, el tío), jugar con ellos, hacer distintas actividades, pasar un family day junto con los hijos de otros colegas y amigos es una actividad que no tiene desperdicio en términos de integración, de favorecer al clima y de pasar un fuerte mensaje. Algunos de nuestros clientes ya llevan adelante este tipo de actividades, y los resultados son siempre positivos. En el caso de Clorox, por ejemplo, los chicos conocieron la planta industrial, fabricaron títeres con materiales reciclados y vieron una obra de teatro relacionada con la sustentabilidad. De esta manera, vincularon el día del niño con otros mensajes clave que estaban trabajando a nivel organización.work-life-balance

Los chicos son los mejores comunicadores

Haceles preguntas, consultales por el trabajo de sus papás, interrogalos acerca de términos raros laborales y filmá sus respuestas. Ellos estarán encantados de compartir con toda la empresa su sabiduría. El video resultante queda divertidísimo y podés anclarlo al mensaje que quieras comunicar haciendo las preguntas correctas. Dejá que los niños te inspiren, su comunicación no conoce límites. Con Bayer, por ejemplo, utilizamos este recurso cuando quisimos instalar el concepto “más simple es mejor”. Mediante preguntas tales como “¿qué es la burocracia?”, obtuvimos respuestas desopilantes que anclaron el mensaje de una manera muy original y divertida.

Dejá que sean protagonistas

Si participaron en distintas actividades organizadas por la empresa, no pierdas la oportunidad de fotografiarlos. Ocupate de conseguir una buena cámara, un fotógrafo profesional sería lo ideal. Con las fotos obtenidas, podrás armar luego hermosas piezas comunicacionales, que tendrán mucho más valor que si utilizás imágenes de stock.

Que los colaboradores vuelvan a ser chicos

Hacé un túnel del tiempo, conseguí juguetes antiguos y fotos de los colaboradores (no serán digitales, pero al menos no estarán en blanco y negro). Y si los chicos pueden interactuar con estos juguetes, mucho mejor (no te pierdas la oportunidad de preguntarles qué creen que es cada cosa).

Rejuvenecé por unos minutos

Mostrate de bebé ante toda la compañía: organizá un quién es quién, divertite intentando reconocer a tus compañeros, jefes y/o reportes. Cuando implementamos esta acción en Natura, uno de nuestros clientes, las visitas a la intranet se dispararon (¡oportunidad para, de paso, comunicar otras noticias!) y los comentarios y likes a la nota fueron muchísimos.

Agregá un insert en el house organ

Aprovechá la edición de agosto e incluí contenidos especialmente pensados para los más chicos (juegos, laberintos, crucigramas, dibujos para colorear). Es una linda forma de mostrarle al colaborador que te interesás por él y por su familia. Podés pedirles que te envíen algún juego resuelto por los chicos y hacer un concurso, o exponer todos los dibujos pintados por ellos. Si lográs relacionar este dibujo con alguna comunicación estratégica que estés por utilizar en un futuro cercano, mucho mejor.

La fecha es amena, el espacio invita, la situación se presenta “fuera de lo común”. El día del niño es una oportunidad maravillosa para comunicar distinto. ¡Aprovechala! Desde Vector C te alentamos a que no la dejes pasar. Consultanos por nuestras propuestas, son muy divertidas.

Pasá un momento diferente