Blog ARG > Casos CI  > No more Spanglish

No more Spanglish

Hace un poco más de un año un cliente se nos acercó con una necesidad genial: “Queremos que nuestros colaboradores aprendan inglés. ¿Hacemos una campaña?”. Por supuesto que aceptamos encantados el desafío, y media hora después del pedido teníamos un montón de ideas en mente, y un hilo conductor original.

Pensando en el cine como estrategia creativa nació esta campaña con estética hollywoodense y de la industria cinematográfica, y comenzamos a crear más que una comunicación, sino una experiencia para los colaboradores, donde se aprende, se vive y se disfruta el idioma inglés. Se trataba de un objetivo muy ambicioso, ya que no consistía solamente en dar a conocer el nuevo programa, sino que se requería que los colaboradores lo recordaran, lo tuvieran presente, generaran una actitud positiva hacia el aprendizaje, decidieran comenzar a estudiar e incorporaran el inglés a su rutina diaria de trabajo. Es decir, un objetivo que, sí o sí, debía atravesar toda la Escala de Internalización de los mensajes, de punta a punta.

Como teaser para instalar el tema, las oficinas se llenaron de afiches y de trailers de películas con títulos y subtítulos inventados, acompañados por frases que hacían alusión a que las cosas se entienden y disfrutan mucho más en su idioma original. Mientras tanto, los líderes comenzaban a recibir material informativo sobre el programa para que pudieran comunicarlo de la mejor manera en el momento del lanzamiento.

Algunos días después se vivió el Avant Premiere, y las oficinas centrales se convirtieron por unas horas en Los Ángeles con un walk of fame que se iría completando con los nombres de colaboradores destacados en sus estudios, estrellas con mensajes alusivos al programa colgando de los cielorrasos y una alfombra roja llena de periodistas interrogando acerca del estreno a los protagonistas de la película: los colaboradores.

El impacto fue el esperado, y la gente se vio muy entusiasmada, pero había que sostener la campaña en el tiempo. A lo largo del primer año, el programa se fue comunicando y recordando a través de distintos vehículos tanto mediatos como inmediatos, con el objetivo de mantener a los colaboradores interesados en el aprendizaje del inglés. Manteles, tips idiomáticos, recordatorios en las carteleras con distintos mensajes, trivias y proyecciones semanales de distintas películas en el horario de almuerzo, sumados a las clases de inglés presenciales y online hicieron del programa un verdadero éxito. Tal es así, que un año después, volvieron a contactarse con nosotros para darle continuidad al programa.

Ahora, con las pilas recargadas, pensamos un montón de nuevas ideas para complementar el trabajo que fuimos haciendo. Más inglés, más aprendizaje y más Comunicación Interna están por venir: hay campaña para rato.