Blog ARG > Entrevistas  > Redes sociales internas: 5 preguntas

Redes sociales internas: 5 preguntas

Las redes sociales dentro de la empresa son una de las tendencias de Comunicación Interna que muchas organizaciones, si aún no lo hicieron, están pensando en incorporar a su ecosistema de vehículos. Sin embargo, para estar a la vanguardia -y hacerlo bien-, es necesario saber cuál es la mejor manera de implementarlas.

Si sos de los responsables de CI que recién comienza a ‘surfear la ola’ de esta nueva manera de comunicarse, te acercamos algunas preguntas y sus posibles respuestas para hacerte un poquitito más fácil la tarea. Por supuesto, nos  gustaría escuchar qué pensás vos…

 

¿Cómo se relacionan las redes sociales internas con la cultura organizacional?

La implementación de las redes sociales internas está vinculada a la cultura de la organización. Es decir, a la estructura de la compañía, al estilo de sus líderes y a la comunicación que estos proponen.

¿Implica un cambio de gestión para el área de Comunicación Interna?

Sin duda. Al generarse un cambio cultural, implica una nueva gestión de la Comunicación Interna. Las redes sociales generan una comunidad en la que no existen jerarquías ni roles, permiten mayor transparencia, hay múltiples emisores, todos tienen voz. Muchas veces las organizaciones no están preparadas para este cambio, y el área de CI deberá acompañar todo el proceso -incluso desde antes que se implemente la nueva red social, para preparar el terreno-

¿Es posible imponer el uso de una red social interna si la cultura no acompaña? ¿Qué condiciones deben darse?

Los canales de comunicación colaborativos no pueden imponerse, sino que acompañan a la cultura organizacional. Por un lado, la organización y sus líderes deben estar preparados y abiertos para recibir y responder comentarios y preguntas de todo tipo. Y fundamentalmente tienen que comprender y trabajar bajo una nueva lógica de la comunicación: ya no se trata de una comunicación unidireccional y con momentos de escucha propiciados por la compañía, en la que la organización envía mensajes de su interés y abre espacios de feedback cuando lo necesita; sino de una comunicación con múltiples y simultáneos emisores, y con espacios de escucha constantes.

Por otro lado, en algunos casos, se requiere de un gestor activo que modere y responda los comentarios y preguntas. Esto implica un recurso destinado para ello, o al menos tiempo de un empleado del área responsable del canal. Supone establecer un proceso de comunicación que permita una respuesta rápida a los comentarios o preguntas que pudiesen llegar. Este requisito respondería a la inmediatez y celeridad que este tipo de canal requiere. Si se abre un vehículo como una red social interna y no se mantiene activo y actualizado permanentemente, pierde su atractivo y su razón de ser.

¿Podemos hablar de “éxito” en términos de redes sociales internas? ¿De qué dependería el mismo?

Si entendemos que la gestión de la Comunicación Interna no debe ser solo la de emitir mensajes importantes para la compañía, sino también la de generar o mejorar los vínculos entre colaboradores y contribuir a que se logren los objetivos del negocio, una gestión eficaz de la CI contribuye a que los colaboradores se sientan más informados, escuchados, motivados y con mayor sentido de pertenencia. Si la organización no está dispuesta a escuchar a los colaboradores, a darles voz, la red social no funcionará pues los colaboradores podrían sentir que sus opiniones caen en oídos sordos.

¿Cuáles son las características de las compañías que implementan exitosamente una red social interna?

Son compañías justamente con estas características: menos verticalistas y más horizontales, con interés en hacer partícipe y escuchar a cada miembro de la organización, una empresa en la que compartir conocimiento está en su manera de ser y hacer, en oposición a aquellas en las que tener información es tener poder.

Aquellas organizaciones que ya están implementando redes sociales internas con éxito, consideran que compartir conocimiento contribuye no solo a la motivación y al sentido de pertenencia de todos sus colaboradores, sino que potencia la creatividad, fomenta los vínculos y consecuentemente, tanto sus integrantes como la compañía salen beneficiados; todos crecen.

 

Estas reflexiones que acabamos de compartirles las escribimos a partir de una charla muy interesante con Guadalupe Díaz, quien ha compartido mucho tiempo en Vector C y ha realizado su tesis de Master sobre redes sociales internas.