Blog ARG > Varieté  > Día de la Comunicación Interna
Día Internacional de la Comunicación Interna

Día de la Comunicación Interna

La doble negativa del primer axioma de Watzlawick indica que no elegimos comunicar o no. Todo lo que decimos o hacemos transmite algún tipo de mensaje. Aún si decidimos callar. En tiempos de crisis, definir una estrategia de comunicación parece imposible. Establecer qué comunicar, a quién, cómo, a través de qué canales y cuándo es una responsabilidad tan grande, que muchas veces se elige el silencio. De lo que no somos conscientes cuando elegimos ese camino, es de que igual estamos comunicando. Y de que lo que elegimos silenciar, hace más ruido aún. Y repercute en lo que más hay que cuidar: el potencial del capital humano.

Crisis, doble negativa de Watzlawick, ruido… ¿de verdad nos pusimos tan negativos de repente? ¡Nooooo! Y mucho menos ahora, en vísperas del Día de la Comunicación Interna. Es cierto que el contexto por el que están pasando muchas empresas es de crisis y de ajuste, ¡pero no quita que no podamos celebrar nuestro día! Por eso, durante toda esta semana estuvimos publicando en nuestra cuenta de Twitter algunos refranes con los que podemos asociar a nuestra profesión (y a los tiempos que corren), e invitando a todos nuestros seguidores a pensar en otros tantos. ¿Y, finalmente, qué refranes asociamos a la Comunicación Interna?

“Cuando el río suena, piedras trae”. Cuando se elige el silencio, al no poder no comunicar, el rumor termina siendo la verdad que los colaboradores eligen para anticipar lo que se viene. Sin lugar a réplica.

¿Y qué pasó con quien tenía que tomar la palabra? No ve, no escucha, no habla. “No hay peor ciego que el que no quiere ver”. Porque lo que está pasando, no se detiene.

¿Cuál es la otra opción? ¿Hablar, hablar, hablar? ¿Decir todo lo que se piensa, se sabe y se cree que ocurrirá? “No es lo mismo predicar, que dar el ejemplo”, es la respuesta.

¿Entonces, volviendo al comienzo, hay que callar? “A buen entendedor, pocas palabras”.

La solución es dar lugar a la comunicación justa, en el momento indicado, al público correcto, por los vehículos idóneos. Y para esto, es importante escuchar. Porque a la CI (como a la cultura popular a la que pertenecen los refranes) la hacemos entre todos. Feliz día de la Comunicación Interna.