Blog ARG > Artículos Vector C  > Temas clave de la organización

Temas clave de la organización

DialogusCIEl #DialogusCI del 26 de junio 2015 se convirtió en escenario de un debate constructivo que apuntó a entender cómo se identifican los temas clave de la organización y cómo se alinea la gestión CI a éstos para hacerla estratégica. En un clima de respeto por la diversidad de opiniones, de agregado de valor y aprendizaje, los resultados demostraron que la gestión sinérgica de un debate lleva a resultados superiores a la suma de las partes.

Cómo identificar los temas clave de la organización, tuvo varias respuestas que considero asertivas y de calidad:

  • Los temas clave deben estar atados a la estrategia de la compañía, a los objetivos organizacionales, a la Misión, Visión y Valores. La tarea de CI, en este caso es unificar, consolidar, calificar y jerarquizar.
  • Los temas clave están en los Decisores, la cúpula, los altos mandos, el CEO, los Directores, los Stakeholders, a quienes debemos consultar el rumbo para acercarlo al resto de la corporación.
  • Los temas clave están en los colaboradores, los públicos internos, los diferentes niveles jerárquicos, a quienes debemos escuchar empáticamente para entender, testear y traducir en acciones.

Una vez definidos y formalizados, hay que comunicarlos (alineando la gestión CI):

  • Otorgando una identidad (mediante una escala cromática, iconografía, simbología, etc.) a los temas clave para ordenarlos y lograr mayor recordación (y adhesión).
  • Segmentando los diversos públicos y traduciéndo los temas clave al lenguaje que cada uno maneja, con mensajes claros (inclusive si hablamos de números y resultados), orientados a la acción y adaptados al entorno.
  • Aprovechando los medios internos, conociendo las tendencias vigentes (como por ejemplo la priorización de lo audiovisual y el complemento de imagen y palabra). Calendarizando.
  • Incorporando las acciones interpersonales (depositando el liderazgo de la comunicación en los líderes, no sin antes desarrollar sus habilidades como comunicadores, liberando su potencial en este aspecto), de cascadeo y participación de los equipos.

El marco contextual de este proceso debe ser:

  • de inteligencia emocional, con respeto por los sentimientos y la diversidad, interés real por el otro, lectura de las sutilezas e involucramiento.
  • de ruptura de los paradigmas.
  • bregando con el ejemplo.

Me enorgullece saber que el desarrollo de la disciplina que nos une (la Comunicación Interna) en Latinoamérica tiene profesionales de tantos países formados para ejecutarla estratégicamente, posicionándola como un área clave dentro de las organizaciones, mano derecha del CEO y con un DIRCOM al frente de la gestión de mensajes internos, transformadores (para bien) de la realidad organizacional (y, por qué no, social).

Autor: Vanina Wild